Recordando tiempos felices con buenos amigos. Solanos Sugarman un gran compañero

Solanos Sugarman y Juan Araquistain Carreras consiguieron un alto grado de complicidad. Juntos lograron algunos éxitos deportivos pero sobre todo hacer cosas muy bonitas, como esta preciosa parada que podemos ver en esta secuencia de tres imágenes.

Estas imágenes nos pueden servir para entender como es una parada deslizada.

En el inicio de la parada se profundiza el asiento, se abren las pierna y a la vez que se para nuestra cadera se desplaza la mano hacia delante para no frenar al caballo y damos nuestra señal de voz.

El caballo debe entender que no estamos parando, es una acción dinámica en la que simplemente el caballo detiene sus posteriores manteniendo la inercia del movimiento. Es muy importante entender que si el caballo está bien entrenado no necesita de nuestra ayuda para parar. No hay que echar el cuerpo para atrás ni tensar las piernas, lo que nos separará de la montura. Hay que dejarle correr, dar la señal con nuestro cuerpo y nuestra voz y dejar que el caballo haga el trabajo.

Conforme se desarrolla la parada mantenemos nuestra posición y vamos corriendo la mano dejando bien sueltas las riendas para que el caballo pueda equilibrarse bien, sin notar ningún freno en su movimiento.

Nos quedamos quietos en la montura dejándonos llevar por el caballo mientras disfrutamos de la sensación de estar deslizando por la pista.

Vemos como el caballo termina la acción totalmente relajado, manteniendo en todo momento la boca cerrada al no sentir la tensión del bocado.

En Natural Hipic nos acordamos mucho de Solanos, que ahora está criando en su finca de Gaya con sus dueños Ignasi y Helena. Pero es cuando recordamos momentos como éste cuando de verdad que lo echamos de menos.