Natural Sugar Boy, adiestramiento de un potro de trabajo. Cap I

Natural Hipic presenta a Natural Sugar Boy, el nuevo potro de Juan Araquistain con el que espera competir en el futuro en disciplinas western de trabajo.

Este es Natural Sugar Boy, hijo de la fantástica Avana y del espectacular Solanos Sugarman

Con este artículo iniciamos una nueva serie de artículos sobre ela diestramiento del potro. En este caso, con el seguimiento del adiestramiento de Sugar Boy, podremos seguir paso a paso la forma que tengo de iniciar a un potro desde el principio. Estos artículos pueden tener muchas similitudes con otros, ya antiguos, que puedes encontrar en la web. Con esta serie os mostraré mi forma de trabajar en la actualidad, que como es lógico ha ido evolucionando en los últinmos diez años.

Tengo muchas esperanzas puestas en este potro, tanto por sus orígenes, ya que sus dos progenitores tienen una morfología ideal para el trabajo y un caracter muy centrado. Solanos ha probado sobradamente su valía, tanto en Reining como en el trabajo con ganado.

Avana mostrando su preciosa morfología.

Varios de los potros de Avana ya han demostrado sobradamente su capacidad para el trabajo y su “cow sense” Uno de los ejemplos más evidentes es Natural Sweet la yegua de Montse Pedra, con la que el año pasado ya participé en algunas pruebas  del Campeonato de Team Penning con muy buenos resultados y este año alternaré durante toda la temporada con su padre Three Breeze.

Solanos Sugarman, conocido sobradamente por su capacidad en reining, es también un gran caballo de trabajo con ganado.

El adiestramiento del potro empieza desde el momento de su nacimiento, podemos realizar el entrenamiento denominado “imprinting” del que podéis encontrar suficiente información en artículos anteriormente publicados, o sin hacer el “imprinting” ir trabajando al potro un poco cada día.

Lo fundamental es respetar una serie de pasos. En primer lugar hay que dejar que la relación entre la madre y el potro se consolide antes de intervenir. Es muy importante elegir como yegua de cría a una yegua con un buen manejo, pues sus hábitos ante la gente se los transmitirá al potro mediante el ejemplo. Debemos tener en cuenta que nosotros podemos pasar un rato cada días con n uestro nuevo potro, pero su madre esta 24 horas de 24.

Durante los meses de lactancia, es muy importante que tenga espacio para correr y poder estirar bien toda su musculatura, y si es posible buen pasto, pues es en estos primeros meses donde condicionamos mucho su crecimiento.  

Jugando juntos el potro va a desarrollar perefectamente su musculatrura, tendones, ligamentos, etc.

Una yegua que pasta tendrá mejor leche y además el hecho d epoder paastar evita ciertos vicios que se pueden adquirir desde edades muy tempranas, como morder las cosas, o jugar con la lengua, tragar aire, etc. Son vicios que en muchas ocasiones vienen por que el caballo no libera la energía que dedica al hecho de pastar y lo empieza a hacer de esas formas.

Que dispongan de pasto abundante y de buena calidad es fundamental en este período.

En este período empezaremos a acariciar al potro que se acercará a nosotros igual que a otros caballos. Primero por curiosidad y segundo siguiendo el ejemplo de su madre. No hay que hacer nada por intentar que el potro se deje tocar, simplemente hay que tener paciencia. Una vez se deje tocar ya podemos empezar a ponerle la cabezada. Si lo hacemos con paciencia normalmente nunca tenemos problemas. Si hemos preparado al potro para que se deje tocar por toda su cara veremos que es muy sencillo. Primero le acariciaremos con la cabezada por el cuello y luego se la colocamos tranquilamente. Podéis encontrar  más detalles en http://www.naturalhipic.com/centro/imprinting-3-doma-natural/

Si lo hemos preparado bien poner la cabezada no suele ser un problema.

Posteriormente trabajaremos poniendo al potro del ramal. Simplemente que nos siga confiado y que cada vez que note el contacto del ramal en la cabezada ceda y no tire. Ese es el hábito que queremos fijar en el potro. este momento es crítico, pues al igual que aprende a ceder ante la presión del ramal lo aprenderá con las riendas. También sobre este proceso podéis consultar en el siguiente artículo: http://www.naturalhipic.com/centro/imprinting-4-doma-natural/

Con algunos paseos por dentro del prado junto a su madre es suficiente para este período de lactancia. Es apartir del destete, cuando el potro ya no tiene a su madre, el momento más propicio para iniciar el adiestramiento. El potro necesita encontrar el guía que ha perdido al dejar a su madre y es muy fácil que nosotros ocupemos rápidamente ese lugar.

Es muy importante que el potro en esta nueva etapa no esté sólo, por lo que al destetarlo lo dejo en un corral contiguo al de su madre y cada día lo suelto varias horas en el prado junto a un caballo adulto y tranquilo, que me ayudará en el futuro en el adiestramiento del potro. En este caso el nuevo amigo de Sugar Boy será Woody. A continuación podéis ver un vídeo del primer día que Sugar Boy y Woody estuvieron juntos, y del proceso que se dió hasta que Woody estableció el liderazgo sobre el potro. Liderazgo que más adelante utilizaremos en el adiestramiento.

 http://www.youtube.com/watch?v=UnVL_SxulWo

 

Fantástica estampa de Sugar Boy que ya nos da muestras de su futuro potencial.