Adiestramiento y Doma de Potros. Como domar un Caballo

Es una de nuestras actividades esenciales. Nos dedicamos a la educación del potro desde el mismo momento de su nacimiento. Tanto de nuestros propios potros como de clientes que quieran que sus potros nazcan y se críen en nuestra casa. La educación empieza desde el primer momento, y sigue durante las diferentes etapas de desarrollo del potro. Es muy importante en esta fase de desarrollo mantener al potro en unas condiciones de vida saludables, tanto por el lugar en donde viva, como manteniendo sus relaciones sociales. Los potros necesitan desarrollarse con cierta libertad y con otros potros.

El adiestramiento de potros se divide en varias fases.

La primera consiste en habituar al potro al manejo diario. Que tenga confianza en la gente (que se acerque cuando alguien entra en su corral), que vaya bien del ramal, que nos deje manipular todo su cuerpo, aceptación de exploraciones veterinarias o del herrador en su caso.

La segunda fase se centra en conseguir un claro liderazgo, que el potro entienda que la mejor idea es seguir nuestras indicaciones, que sea obediente y respetuoso. Habituación a las cuerdas, a la montura, riendas largas, paseos por el campo del ramal, etc.

Y por último entramos en la tercera fase que será a partir de los tres años cuando trabajaremos al potro montado. Una vez que el potro vaya cómodo con su jinete por el campo, podemos iniciar su adiestramiento para disciplinas concretas. Lo habitual sería empezar por el pleasure, para pasar luego al trabajo de rancho, como el Trail y el trabajo con ganado, o en su caso al Reining.